¿debe Un Cristiano Ser Masón?

Sinopsis del libro

Descargar el libro libro ¿debe Un Cristiano Ser Masón?

Los masones mismos nos dan la respuesta Este libro le ayudará a conocer lo que cree la Masonería, comparado con lo que dice la Biblia. Para los cristianos, la Biblia es nuestra única fuente confiable para aprender quién es Dios y lo que él desea para nosotros, incluyendo cómo podemos recibir el perdón de nuestros pecados y tener la vida eterna en el cielo con él. Usted debe ser capaz de responder a esta pregunta con confianza y entendimiento: ¿Debe un cristiano ser masón? Para hacerlo, necesitamos descubrir lo siguiente: ¿De dónde provino la masonería? ¿Qué creen los masones? ¿En quién podemos confiar para obtener información? ¿Quién es Dios según estas autoridades en quienes muchos confían? ¿Es el Dios de la Biblia el mismo dios de la Masonería? Al llegar al final de este libro, usted podrá responder estas preguntas personalmente.

Ficha del Libro

  • Número de páginas: 96
  • Autor: David W Daniels
  • Tamaño: 1.61 - 2.47 MB
  • Descargas: 1184

Opciones de descarga disponibles

Si deseas puedes obtener una copia de este libro en formato EPUB y PDF. A continuación te mostramos un listado de posibilidades de descarga directa disponibles:


Opinión de la crítica

POPULAR

3.7

91 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de David W Daniels

A continuación te presentamos otros libros de David W Daniels disponibles para descargar gratis

  • David W Daniels¿nos Dio Roma La Biblia En Español?

    La historia entrelazada de la preservación de las Biblias en español e Inglés Mientras realizaba la investigación para escribir este libro, me fascinó ver cuán entrelazadas están las historias de las Biblias en español y en inglés. Existe una buena razón para esto. La historia de todas las Biblias preservadas principia de la misma manera. A lo largo de la historia, Dios tomó decisiones para escoger a un pueblo (Israel), los idiomas originales (hebreo y griego) y cómo preservaría Sus palabras (por medio de creyentes fieles, no mediante eruditos llenos de dudas). Por esta razón, la primera parte de este